Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

En la primavera de 1.985 y de la mano de su fundador, D. Manuel Rosa Ortiz, se crea la “Yeguada Rosa”.
Esta iniciativa nace de la pasión por el caballo de Pura Raza Española, por conservar la riqueza de movimiento y belleza que atesora.

El origen de la Yeguada Rosa se encuentran en una de las líneas genéticas más antiguas del caballo de Pura Raza Española: Granda. En sus cuadras de Extremadura se reservaban desde 1830, ejemplares de pureza inigualable, que se convirtieron en los pilares de nuestra yeguada.

De “Dudosa II” nace la rama genealógica de la Yeguada Rosa. Primera madre del hierro Granda que en 1989 ocupó nuestras cuadras. Con su sangre y la genética de otras cuarenta yeguas del mismo hierro se fraguaron las siguientes generaciones de nuestras reproductoras, que hoy son ya casi un centenar con hierro Rosa, y a las que complementan una docena de Granda, línea directa del emblemático semental “Orfebre”.